• Blog
  • Un nuevo decreto de eliminación de residuos en vertederos para reducir su impacto ambiental

    La normativa incorpora los objetivos de reducción del vertido de residuos municipales de un máximo del 10% en 2035.

    27 de Julio de 2020

    El nuevo Real Decreto 646/2020 tiene el objetivo de reducir el impacto ambiental y el riesgo para la salud de las personas en las operaciones de vertido de residuos en vertederos y para ello hará obligatorio el tratamiento previo de los residuos, así como su caracterización previa, entre otras medidas.
    Esta normativa, que sustituye al Real Decreto 1481/2001, impide que se depositen en vertedero residuos que no hayan sido objeto de algún tratamiento previo que permita reducir la cantidad a depositar o los peligros que su depósito pueda suponer para la salud humana o el medio ambiente. Además, los residuos deberán ser previamente caracterizados para proporcionar la información necesaria a los vertederos y que éstos puedan comparar los valores obtenidos en la caracterización con los valores límite establecidos como criterios de admisión para cada clase de vertedero, además de disponer de las características fisicoquímicas y de peligrosidad de cada residuo vertido.
    Estas prácticas ya formaban parte de la metodología habitual de LITOCLEAN, que en todos sus proyectos busca valorizar el máximo porcentaje posible de residuos para cumplir con los objetivos de la economía circular.
    En esta misma línea, el decreto fija el objetivo de reducción de vertidos de residuos municipales en un máximo del 10% del total para el 1 de enero de 2035.
    También en junio se aprobó el Real Decreto 553/2020 por el que se regula el traslado de residuos en el interior del territorio del Estado, que establece que para trasladar residuos será necesario un contrato de tratamiento, una notificación previa y el documento de identificación del residuo.
    La legislación avanza con el objetivo de promover la economía circular y el desarrollo sostenible por los que trabaja LITOCLEAN.